Ya saben lo que es jugar por Copas

San Lorenzo y Lanús volverán a jugar por un certamen internacional luego de 23 años. El único antecedente se produjo en la extinta Copa Conmebol, en la que el equipo dirigido por el “Bambino” Veira superó al granate por penales, luego de igualar los dos partidos.

Ante Lanús, San Lorenzo debutó internacionalmente en el Nuevo Gasómetro en 1994.

Ante Lanús, San Lorenzo debutó internacionalmente en el Nuevo Gasómetro en 1994.

En noviembre de 1994, cuervos y granas  se enfrentaron por los octavos de final de la "olvidable" Copa Conmebol, un trofeo de tercer orden en Sudamérica en aquellos años, donde imperaban la vigente Copa Libertadores y la desaparecida Supercopa. San Lorenzo había sido semifinalista en la edición de 1993, pero comenzó la versión de 1994 jugando con un equipo suplente, ya que privilegiaba la disputa del Torneo Apertura, buscando romper el maleficio de 20 años sin títulos locales.

Aquellos dos partidos antes Lanús se jugaron en estadios semivacíos, demostrando la escasa importancia que el público atribuyó a esta competencia. El primer partido se jugó el 2 de noviembre en el Sur y el Ciclón tras estar perdiendo desde el inicio por 1 a 0, rescató un empate en pleno tiempo de descuento. El tanto lo señaló el defensor Fernando "Bocha" Batista, que señaló su único gol con la azulgrana.

En aquellos partidos jugaron para San Lorenzo dos uruguayos de incomprensible paso por nuestra institución: Juan Richard Morán y Pablo Correa. Morán era un alto defensor rubio de nula capacidad técnica, que en poco se parecía a un jugador profesional. El caso Correa es particular, porque los hinchas pensaron que se había contratado al Fernando Correa del Atlético de Madrid, pero por “engaño” tal vez arribó este delantero que lejos estuvo de hacer siquiera un gol en sus 4 partidos por el club.

La revancha con Lanús se jugó el 10 de noviembre y fue el primer partido internacional oficial del Ciclón en el Bidegain. San Lorenzo integró a su equipo con más titulares que en el primer partido. El equipo fue Passet; Batista, Tuzzio, Morán y Manusovich; Rivadero, J. Lencina, Netto (Monserrat), Ortega Sánchez (Galetto), Biaggio y Rubén Rossi.

 

El Ciclón lo ganaba con relativa facilidad por 2 a 0 (Rivadero y Biaggio) en el primer tiempo, pero Lanús lo igualó en el final del partido. Fueron necesario los penales para los azulgranas ganaran por 4 a 2 (Monserrat, Morán, Biaggio, Rivadero, desviando los tiros granates Schurrer y Simionato). El partido fue dirigido por Roberto Ruscio, que en junio del 95 sería responsable de arbitrar el encuentro que consagró campeón a San Lorenzo en Rosario, luego de 21 años sin títulos.

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-